866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Como padre de un estudiante de octavo grado y un abogado en Broward de lesiones infantiles, yo me asusté al saber que una mujer en Delray Beach, Florida fue arrestada por manejar bajo los efectos de un inhalante de aerosol. Amy Elizabeth Merrill, 19 se enfrenta a dos cargos de DUI después de que supuestamente causó un grave accidente de carro hiriendo a dos personas. Las víctimas, Michael Grieco, de 50 años de edad, y Daniel Gross, 19 años de edad, estaban simplemente descargando su Range Rover cuando el Ford Explorer de Merrill choco contra ellos. Greico quedó atrapado entre el Rover Ranger y otro carro que estaba estacionado, atrapandolo debajo del vehículo. Gross sufrió graves lesiones en la cara.

Thumbnail image for dustoff.jpg

Las pruebas de sangre de Merrill revelaron evidencia de un producto de aerosol. Al parecer, ella le dijo a la policía que antes de la colisión, mientras que se detuvo en un semáforo, inhalo un polvo de aerosol. En el lenguaje popular para este tipo de uso indebido de drogas es “huffing”. Ella también admitió haber comprado el spray de aire que se usa para limpiar el teclado de la computadora en una tienda local antes de decidir ofrecerse para una muestra de sangre.

Intencionalmente inhalar los vapores químicos puede ser una manera peligrosa y mortal para endrogarse. Varios adolescentes se han muerto después de inhalar el químico diflourethane. Su fabricante, Falcón, ha colocado advertencias acerca de los peligros que tiene inhalar su producto Dust-Off.

Pero eso no es suficiente.

A menudo, la policía y padres se sienten impotentes para evitar el acceso de este producto a los adolescentes, hasta que ya es demasiado tarde. La posesión de productos domésticos que contienen este producto químico es perfectamente legal y barato de obtener. Algunos de los métodos más populares de “huffing” incluyen gases, pega del avión, diluyente de pintura o gas comprimido.

Por alguna razón, “huffing” es más popular entre los niños de Octavo Grado entre 12-14 años de edad. De acuerdo con el Instituto Nacional de Abuso de Drogas, el 17% de los estudiantes de octavo grado lo han intentado. Lo que la mayoría de los niños no saben es que “huffing” te puede matar desde la primera vez que lo experimentas. Los estimulantes que contienen estos productos químicos pueden causar alucinaciones y un corazón joven y fuerte puede sufrir un paro cardíaco.

Como padre y abogado en Miami de lesiones causadas por productos peligrosos, le pido que todos los padres y manejadoras deben explicarle a sus hijos los peligros que existen al inhalar antes de que sea demasiado tarde. También es importante reconocer los signos que podrían indicar que su hijo ya ha empezado a “huff”; como úlceras inusuales alrededor de la boca, una apariencia de ojos vidriosos o cambios repentinos en la personalidad.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin