866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Según el Censo de los Estados Unidos, casi tres millones de vehículos arrendados nuevos y usados estan actualmente en nuestras carreteras en este momento. En el sur de la Florida el 60% de los automóviles y camiones son arrendados en vez de comprados. Arrendando es sólo una palabra elegante para el alquiler de un automóvil. Por lo general, los vehículos son arrendados por las divisiones del servicio financiero de los fabricantes de automóviles más importantes como Toyota, Honda, Dodge y Ford. El arrendamiento de un carro es nada más que un contrato de alquiler a largo plazo. Durante el período de arrendamiento, la empresa financiera conserva el titulo legal del automóvil. Al final del contrato de arrendamiento, la persona que rento el vehículo lo devuelve a la empresa.





La Corte Suprema de la Florida recientemente decidido a favor de estas gigantes corporaciones a expensas de los heridos en el caso de Rosado v. Daimler Chrysler. Esta decisión es tan fuerte que debería incitar a ambas empresas de arrendamiento financiero y del sector de alquiler de automóviles enviar una tarjeta de agradecimiento y una docena de rosas a unos jueces. Su opinión clarifica y fortalece una compañía de arrendamiento de aislamiento corporativo de la responsabilidad legal de las personas muertas o heridas por alguien que maneja uno de sus vehículos.

Bajo la ley de Florida, los coches y los camiones se caracterizan como “instrumentos peligrosos”. Porque los vehículos de motor son tan peligrosos, los dueños de vehículos en la Florida son legalmente y financieramente responsable de un accidente de tránsito en la Florida que resulta en una lesión o la muerte causada por la operación de un vehículo que es su propiedad, sin importar quién está manejando.

En el 2005, el Congreso de los Estados Unidos promulgó la “Enmienda Graves.”  Esta aísla el vehículo de alquiler y arrendamiento de ser demandado cuando uno de sus vehículos arrendados o alquilados causan un accidente de tráfico. La enmienda fue nombrada en nombre del congresista Sam Graves de Missouri y se metió en una pieza más amplia de la legislación de transporte firmada por el ex-presidente George W. Bush. Podría decirse que esto entra en conflicto con la ley de  instrumentalidad peligrosa en la Florida.

El 15 de enero del 2003, un bufete de abogados en Virginia arrendo un coche de Daimler Chrysler Financial Services. Los cuatro años de contrato obligo a la firma de abogados que mantuviesen por lo menos $100,000 de seguro para lesiones por persona y $ 300,000 por accidente.

Cuando Terrell Parham manejo el vehiculo a la Florida con el permiso del bufete, el cruzó sobre la division de una carretera en la Florida y se estrelló contra otro vehiculo manejado por Alejandro Rosado. Sólo un día antes del accidente, el seguro del coche arrendado se había acabado. Rosado fue herido de gravedad en el accidente de tráfico y demandó Parham, el bufete de abogados, y Daimler Chrysler. Rosado dijo que Daimler Chrysler era legalmente responsable en virtud de la ley de instrumentalidad peligrosa en la Florida.

La compañía de arrendamiento dijo que no era responsable por que la Enmienda Graves es una ley federal que tiene prioridad sobre la ley de la Florida. Rosado dijo que la Enmienda Graves es inconstitucional y por eso no se debe aplicar. Por que la Enmienda Graves se aplica tanto a los vehículos alquilados y arrendados, o si es encontrado como inconstitucional, ya sea en un arrendamiento de la Florida o un caso de lesión en un vehiculo alquilado le quitaria el valor de la ley para ambas empresas.

La corte estuvo de acuerdo con Daimler Chrysler y desestimó el caso de Rosado. Rosado apeló sin éxito delante del Tribunal del Segundo Distrito de la Florida, forzando una apelación a la Corte Suprema del estado de la Florida.

Lamentablemente, la Corte Suprema del estado de la Florida también se pronunció a favor de Daimler Chrysler, afirmando que la Enmienda Graves da inmunidad a las corporaciones de arrendamiento de responsabilidad. Esta responsabilidad se extiende a las empresas de arrendamiento financiero, incluso hasta cuando el seguro de responsabilidad obligatorio se ha expirado. En otras palabras, las empresas de arrendamiento y compañías de alquiler no están obligados a cumplir con la ley de responsabilidad financiera de la Florida.

Yo estoy de acuerdo con la opinión disidente de Justicia Labarga – “por qué las empresas como Daimler Chrysler disfrutan de las protecciones y beneficios de la Enmienda Graves sin el peso de mantener un seguro de responsabilidad para compensar a aquellos que están heridos en accidentes causados por los vehículos?”

Corporaciones como General Motors, Ford, Avis y Hertz ganan dinero por el arrendamiento y el alquiler de coches y camiones. Por definición, su producto es una “cosa peligrosa.” Sr. Rosado fue un víctima inocente de un accidente automovilístico causado por una cosa peligrosa que Daimler Chrysler es el dueño y que le ganó dinero. Las empresas deben ser considerados responsables de cualquier daño que su propiedad cause y las empresas deberían ser  vistas al mismo estándar que un individuo que es dueño de un automóvil o camión. Desafortunadamente para el Sr. Rosado y cualquier otra persona que se lesiona por un coche de alquiler en la Florida y se queda con gastos médicos, tiempo perdido del trabajo nuestra Corte Suprema no está de acuerdo.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin