866-597-4529 newcase@aronfeld.com

El turismo en la Florida es un gran negocio. Cada año el turismo contribuye a cerca de $15 millones de dólares a la economía de la Florida, atrayendo a 14 millones de personas de 181 países. Muchos visitantes internacionales llegan por avión y alquilan automóviles en el aeropuerto. Enterprise Rent-A-Car es el dueño de Alamo Rent A Car. También, Enterprise Rent A Car y National Car Rental son las mayores empresas de alquiler de automóviles en el país entero con más de un millón de vehículos en el las carreteras que se alquilan de de 6,000 localidades. El negocio de alquiler de automóviles es tan lucrativo que explica por qué la Florida tiene poco o ningún transporte público de alta velocidad.





El primer día de enero del 2013, la Florida aprobó una ley que exige que los conductores extranjeros presenten un permiso válido de conducir internacional (IDP) y una licencia válida de su país de origen para alquilar o conducir un automóvil en la Florida. Esto enfureció a la industria del alquiler de automóviles, ya que significaba que no podían alquilar automóviles a los turistas que quisieran conducir a través de la Florida para visitar los parques de atracciones y otros lugares. A pesar de que la nueva ley era válida, el Departamento de Transporte de la Florida anunció unilateralmente en febrero que no iba cumplir con la ley.

Este mes, bajo la presión de la industria de seguros de auto en silencio la legislatura de la Florida derogó la ley. Ahora, cualquier extranjero siempre puede alquilar un automóvil en la Florida si pueden demostrar una licencia válida de su país de origen.

Y si esto no fuera suficiente, la Corte Suprema de la Florida le entregó mas buena noticia a la industria de alquiler cuando confirmo que la Enmienda Graves era constitucional en el caso de un hombre gravemente herido en una colisión con un coche alquilado. La Enmienda Graves es una ley federal que protege alquiler de automóviles y empresas de arrendamiento de la responsabilidad cuando uno de sus vehículos está implicado en un accidente que lesiona o mata a alguien.

En una decisión de 5-2 la Corte Suprema del Estado le prepara el camino para que las grandes empresas puedan mantener sus beneficios a costa de los heridos. La ley de la Florida define a los vehículos de motor como instrumentos peligrosos. La ley define instrumentos peligrosos como un elemento que tiene el potencial de dañar a la gente a través de su uso descuidado, como dinamita, cables cargados electoralmente y automóviles.

Las compañías de alquiler de automóviles ganan dinero con el alquiler de cosas intrínsecamente peligrosas. La combinación de la eliminación de los permisos de conducir internacionales permite el acceso más fácil de poner gente a conducir automóviles sin verificar simplemente que ellos tienen el conocimiento y la capacidad de operar estas máquinas. Esto aumenta los chances de herir gravemente y matar a otras personas.

Es imperdonable darle inmunidad de responsabilidad financiera a las empresas de alquiler de automóviles cuando alguien que alquilo uno de sus coches o camiones fue la causa de un accidente grave. La Florida tiene la ley de responsabilidad vicaria, que hace el dueño de un vehículo responsable de la negligencia de cualquier persona que conduzca su auto con su permiso. No hay ninguna razón por qué las empresas de alquiler comerciales que benefician de la venta de la utilización de sus vehículos deben ser sometidos a un criterio menos legal.

La combinación de ganar dinero por poner a un extranjero a conducir un coche que es muy peligroso por su definición con también el permiso de usar libremente nuestras carreteras y calles sin tener que rendir cuentas por el daño que el coche puede causar es imperdonable y peligroso.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin