866-597-4529 [email protected]

Lázaro Fernández fue aplastado y murió en el Gansevoort South Hotel de South Beach mientras que ayudaba a un compañero de trabajo reemplazar las ruedas de una puerta de metal grande. Su familia presentó una demanda por homicidio de culpabilidad contra el hotel y sus propietarios Sandy Lane Residencial y la asociacion Sandy Lane Master, así como el fabricante, instalador y subcontratistas de la puerta.  Read in English.

El Gansevoort es un hotel lujoso localizado en 2377 Collins Avenue, South Beach. El edificio  tiene 334 habitaciones de renta y 355 unidades de condominios. En el momento del accidente, el hotel era  propiedad de Sandy Lane y administrado por la base de Gansevoort Hotel Group de Nueva York. Los dos Gansevoort y Sandy Lane pidieron que se desestimara el caso alegando que,  los empleadores del Sr. Fernández eran inmunes a la responsabilidad basada en la ley de compensación de los trabajadores de la Florida.

La ley de Florida hace que sea casi imposible que los empleados demanden a un jefe, siempre y cuando sean heridos por accidente en el trabajo. Estatuto §440.11 permite a los trabajadores heridos o muertos  recibir “compensacion” limitada Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla, pero son prácticamente imposible de probar  – por ejemplo, cuando la evidencia parece ser que el empleador intencionalmente cause el accidente de herir o matar a su empleado o comprometer al empleado en una conducta que el empleador sabía, basado en accidentes anteriores similiares o en las advertencias explícitas que identifican específicamente a un peligro conocido, era prácticamente seguro que resultara en lesiones al empleado o la muerte y que el empleado no sabía del peligro porque el empleador ocultó o mintió a los empleados acerca de los peligros a fin de evitar que el empleado utilizara su propio juicio sobre la conveniencia de realizar el trabajo. La necesidad de que el empleado este consciente del peligro es crítica para estos casos.

De acuerdo a Salvatore J. Sicuso, un abogado certificado de la Junta de Compensación de los Trabajadores en Miami, FL dicha norma es criminal. “Exigir que un empleado no se de de cuenta del peligro para no demandar a su empleador por todo su dolor y sufrimiento es un terrible cambio en la ley de Compensación de los Trabajadores. Muchos empleados saben de equipos rotos o defectuosos y se ven obligados a utilizarlos en el lugar de trabajo. El empleado se queda con la opción “Hobson’s” realizar el trabajo de sabiendo y estando casi  seguro que pueden herirse o morirse y se niegan y son despedidos por no realizar el trabajo. ”

Para que un empresario pueda tomar ventaja de la protección a prueba de bala que  la ley de la Florida les da en caso de ser demandado por un empleado lesionado, la persona tiene que ser realmente el empleador. En el caso de Fernández el tribunal desestimó la reclamacion de los empleados contra los tres acusados sin determinar adecuadamente si el señor Fernández fue realmente empleado por el hotel o los dueños de la propiedad en el momento de su muerte.

El Estate de los empleados lesionados  apeló el rechazo por el tribunal de primera instancia al Juzgado Tercero de Distrito de Apelaciones de Florida. El 03 de mayo de 2013 a más de cuatro años después del accidente fatal, el caso se regreso de nuevo al tribunal de primera instancia para obtener pruebas sobre la identidad del verdadero empleador.

Empleadores de la Florida disfrutan de un enorme poder legal sobre los derechos de los heridos, mientras esten en la nomina. Y gracias a la Legislatura de la Florida y el arduo trabajo del gobernador Rick Scott esta sesión paso la SB 662. Esta nueva adición a la ley va a cambiar las normas actuales que rigen el reembolso del costo de los medicamentos recetados para los empleados heridos.

La nueva adicion aplica un límite a lo que los médicos pueden cobrar por los medicamentos reetiqueteados y reenvasados a los pacientes bajo la ley de compensación al trabajador. El proposito de la ley es hacer que la cobertura de compensación al trabajador sea más costeable para los empresarios de la Florida que fueron presuntamente atribuidos al aumento del costo de la cobertura por las facturas farmacéuticas cada vez mayores de los empleados lesionados. En realidad, la ley sirve para proteger a los médicos de la Florida y las compañías farmacéuticas, pero todavía les permite a los pacientes mucho más que los precios tradicionales de las farmacias.

Si tiene alguna pregunta con respecto a su reclame potencial por favor envíe un correo electrónico a Spencer Aronfeld [email protected] o llama a nuestros abogados en la Florida con experencia en casos de empleados lesionados al 305-441-0440 o al número gratuito 866-597-4529 para su inicial consulta gratuita.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin