866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Tal vez la pregunta más común que me preguntan es cómo despedir a un abogado que ha sido contratado para un caso de lesiones personales con honorarios de contingencia en la Florida. Es relativamente simple, pero las consecuencias dependen de varios factores, dependiendo de la duración y lo lejos que el abogado haya llevado el caso.  Read in English.

La barra de la Florida, por ejemplo, indica expresamente en la Carta mandatoria de los Derechos del cliente que cada cliente y  abogado están obligado a firmar que es permitido a terminar el contrato con un abogado en las primeras 72 horas de haber sido retenido sin consecuencias. Y para la mayoría de abogados y en muchos casos se ha hecho probablemente poco o nada. Pero no siempre. He tenido, en los últimos veinte años de estar representando a personas por accidentes automovilísticos, resbalones y caídas, e incluso reclamaciones de lesiones en hospitales casos resueltos dentro de las primeras 72 horas, de estar representándolo. Por desgracia para mí, no sucede tan a menudo como me gustaría, pero en algunas circunstancias específicas, como los accidentes muy graves o mortales, con una cantidad limitada o verificada y con una cobertura de seguro disponible un caso puede ser resuelto en unos días . Por ejemplo, si un padre es golpeado, muerto o herido críticamente mientras cambia una llanta en el lado de la carretera por un camión de reparto que tiene 1 millón de dólares en la cobertura de responsabilidad comercial y la compañía de seguros ofrece o aplica los límites, y no hay otra cobertura o activos para pagar a la familia, el caso, literalmente, puede terminarse en un día o dos.





En el otro extremo del escenario están los casos que han persistido en el gabinete de archivo de algunos abogados por meses o años. El abogado puede ignorar que el cliente ha llamado o ha ignorado simplemente las llamadas pidiendo el estado del caso o solicitando asistencia en la obtención de un determinado tipo de terapia. El cliente frustrado busca en última instancia, un nuevo abogado, y quiere despedir al  primero. En esta circunstancia hay dos resultados posibles.

En primer lugar la determinación debe hacerse en cuanto a si o no el cliente cambio al abogado “por causa justificada.” Esto quiere decir, ¿el cliente tiene una razón justificada para terminar el contrato con el abogado antes de la contingencia, es decir, antes de que se llega a un acuerdo? ¿O es que el cliente cambio al abogado “sin causa”, que simplemente significa que el abogado se estaba comportándose razonablemente y por alguna razón u otra, el cliente decidió cambiar abogados.

HONOR ENTRE LADRONES

El “alguna razón u otra” puede significar muchas cosas. Una razón típica “sin causa” que he visto es que el cliente ha recibido la presión de un familiar o amigo para que cambie el abogado desconocido para uno que un miembro de la familia o un amigo tuvo una conexión o relación en el pasado. Otras razones menos agradables incluye lo que somos  los abogados llamamos robar clientes. Algunos abogados son conocidos por ofrecer a los clientes ciertos incentivos para cambiar de abogados, como el dinero, la ropa, transportes o simplemente promesas de mejores resultados.

Prácticamente todos los abogados que conozco tienen una historia o dos de haber perdido de repente un caso grande o importante de la nada cuando un cliente simplemente es atraído por las promesas hechas por otro abogado o alguien más tratando de persuadir al abogado para que cambie al abogado inicial.

Los abogados no deben proveer representación legal o asesoramiento a un cliente potencial, que ellos saben  que ya está representado con la esperanza de convencerlos a que cambien a su abogados y los contraten a ellos. Esta conducta es considerada como estar interfiriendo con un contrato.

Recientemente, fui contactado por un antiguo cliente sobre un caso potencialmente significativo  relacionado con un accidente de tráfico en el sur de Florida que mató a un esposo y padre de tres hijos. Un familiar me llamó y me pidió que fuera a reunirme con la viuda afligida. Una vez allí, se me informó que la familia ya había contratado a un abogado. Yo conocía a el abogado, que resultó ser muy experimentado, y le dije a la familia que habían contratado a un hombre excelente y competente, y le desee lo mejor. Hacer algo más que eso habría sido inapropiado aunque me imagino  otros en mi situación pueden haber dicho algo diferente.

nuestros abogados de accidentes de camion

El gran tamaño y peso de los camiones, un accidente en trafico.

Cuando el abogado es despedido sin causa, y ha puesto su tiempo y dinero en la representación del cliente en un caso de lesiones personales de contingencia, el abogado tiene derecho a ser pagado por su tiempo y dinero al final del caso bajo la doctrina legal de quantum meriut. Esto significa que las horas y los minutos que ha invertido en el caso se calcularán y  un derecho de retención se colocará en el caso notificando al tribunal y a la compañía de seguro que el abogado despedido tiene un interés en los ingresos acordados debe ser pagado y resuelto antes de que el caso pueda ser desembolsado. Estos gravámenes a menudo requieren que el nombre del abogado despedido del caso se coloque en el cheque de la cantidad acordada para que el cliente y el nuevo abogado no pueda depositar cualquiera cantidad acordada sin el abogado despedido tener conocimiento y estar de acuerdo con ella.

La cantidad de horas y la tarifa por hora que un abogado despedido reclama que ha invertido en un caso particular, son a menudo objeto de un intenso debate entre el ex cliente y su nuevo abogado y el abogado despedido y bufete de abogados. No es inusual para el abogado despedido aumentar la cantidad de tiempo, así como reclamar una tarifa por hora exorbitante con el fin de aumentar su propia recompensa a expensas del cliente que lo despidió. Esto es especialmente cierto en un caso significativo.

Dado que la mayoría de los abogados que se ocupan de los casos de accidentes en la Florida no mantienen un registro cuidadoso de su tiempo,  a menudo tienen que crear una hoja de tiempo para mostrar lo que han hecho por su ex cliente y el tiempo que les tomó. La cantidad que ellos pueden reclamar por su tarifa por hora depende en gran parte de su experiencia y calificaciones. Por ejemplo, un nuevo abogado que nunca ha llevado a cabo un juicio con jurado en un caso de resbalón y caída, y ha estado practicando durante algunos años puede ser capaz de reclamar  $ 200 por hora en comparación con un  abogado certificado civil en la Junta con más de 20 años de experiencia podrá reclamar $600 dólares la hora por su tiempo.





Cuando y si un acuerdo no puede ser alcanzado por el importe reclamado por hora o la cantidad de tiempo que supuesta-mente dedico a un antiguo cliente, un juez tiene que decidir y llevar a cabo un mini-juicio llamado audiencia con tarifa probatoria. En estos mini-juicios tanto  los antiguos y actuales abogados luchan entre sí tomando declaraciones, citando  los registros de facturación y calendarios e incluso llamando a testigos expertos para evaluar las calificaciones y el tiempo empleado. A menudo puede ser una lucha mucho más difícil y de mucho mas tiempo consumido que lo que el primer abogado hubiera tomado.

Por último, ¿quién paga el abogado despedido es una cuestión que debe ser resuelta por el cliente antes de contratar el nuevo abogado. Algunos abogados que conozco son tan felices de conseguir cualquier caso, especialmente uno que este empezando y que no se haya hecho mucho trabajo. que ellos se pondrían de acuerdo el absorber el meriut gravamen cualitativo de sus propios honorarios.

Otros, que reconocen que meses o años de trabajo han sido realizados por el ex abogado, insistirán en que el cliente sea responsable de la cantidad de gravamen pendiente. Creo que de cualquier manera esto debe ser resuelto con el abogado recién contratado desde el principio. Una vez que esto se explica adecuadamente a un cliente que quiere despedir a su abogado, debe pensar dos veces acerca de las consecuencias.

HAS ENCONTRADO UN NUEVO ABOGADO DISPUESTO A TOMAR SU CASO?

Recomiendo lo siguiente antes de considerar despedir a su abogado actual. En primer lugar, asegúrese de que ha encontrado realmente un nuevo abogado que sea competente y dispuesto a tomar su caso. He visto a muchas personas que han despedido su primer abogado y luego pasar una eternidad pasando de firma en firmas  de abogados sin poder encontrar otro abogado que esté dispuesto a asumir su representación por muchas razones, incluyendo el hecho de que el derecho de retención del abogado despedido y la mala gestión de los de la demanda es tan importante que el nuevo abogado es simplemente no quiere o no  puede comprometer los recursos necesarios para reconstruir y revitalizar el trabajo del otro. El despido de un abogado una vez que una demanda ha sido presentada y deposiciones y otros descubrimientos ha comenzado es muy similar a despedir el entrenador en la última parte del Super Bowl, cuando su equipo está 10 puntos por debajo y no sólo quedan pocos minutos en el reloj . Al igual que el entrenador, un abogado recién contratado tendrá que asumir las responsabilidades y los gastos de entrenar a un equipo de jugadores que e no recluto, con obras que no diseñó.

Por último, si usted despedí a su abogado una vez que el caso está pendiente en la corte, la mayoría de los jueces, será necesario que usted contrate a otro abogado en un plazo determinado de tiempo o tendrá que enfrentar que su caso sea desestimado. Normalmente, esto puede variar desde 30 hasta 90 días. Si usted tiene un reclamo complicado, que ha estado pendiente durante muchos años, tomará algunos abogados semanas o mas para revisar simplemente todos los documentos antes de aceptar tomar o rechazar su caso. Eso significa que si usted no puede encontrar o contratar a otro abogado, se arriesga a tener todo su caso  desestimado.

Una vez que estas realidades se explican adecuadamente a los clientes que quieren despedir a sus abogados, pueden pensar dos veces acerca de las consecuencias y ser muy cuidadosos a quién contratan en el primer lugar. 

Si tiene alguna pregunta con respecto a su reclame potencial por favor envíe un correo electrónico a Spencer Aronfeld aronfeld@aronfeld.com o llama a nuestros abogados en la Florida con experencia en casos de lesiones personales al 305-441-0440 o al número gratuito 866-597-4529 para su inicial consulta gratuita.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin