866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Tal vez la pregunta más frecuente que me hacen las personas que ponen demandas por lesiones personales en la Florida es, “¿Qué debo decir” a mis doctores o al abogado de la defensa acerca de mi supuesta lesión? Y mi respuesta ha sido y siempre será – “Sólo decir la verdad?” He visto  casi diariamente clientes tratando de “ayudar” a maximizar el valor de sus casos con sus percepciones de lo que podría o haria su caso más valioso.  Read in English.





DEBO TRABAJAR DESPUÉS DE UN ACCIDENTE?

¿Debo trabajar? Sí, si puedes. Demandantes de lesiones parecen pensar que un jurado o ajustador pueden mágicamente creer que sus casos son mucho más valiosos si pierden tiempo de trabajo. Sin embargo, después de más de 20 años de pararme en frente de  jurados en todo el Estado de Florida, creo que ningún jurado otorgará o le dara una recompensa a losdemandantes por los salarios perdidos simplemente porque no trabajaron, en vez que no podian trabajar. A menos que un médico diga que “no puede  trabajar” o la lesión es tan obviamente significante que nadie podía esperar razonablemente que alguien pudiera trabajar con la lesión, yo le aconsejo a mis clientes a volver a sus puestos de trabajo o por lo menos tratar.

semi-camiones

QUÉ DEBO DECIRLE A MIS MÉDICOS SOBRE MI CONDICION MEDICA ANTES DEL ACCIDENTE 

Muy pocas veces he representado a demandantes que, por ejemplo antes de varios accidente de camiónes no hayan reclamado que han tenido lesiones en la espalda, que nunca se hayan quejado a un médico de la espalda, el cuello o dolor de cabeza. Sin embargo, inevitablemente, una vez que están involucrados en un accidente, la historia es casi universal: “Yo nunca he tenido un dolor de espalda en mi vida.”

Y esto puede ser los dos verdadero o falso a la misma vez. Puede ser cierto, que el dolor de espalda o queja que tenían antes estaba en una localizado en un lugar diferente del cuerpo. Ellos pueden sentir una punzada por un disco herniado de levantar una caja pesada. Pueden sentir un dolor punzante diferente a causa de una disco herniado  después de que le chocaran por detras. Es posible que el dolor original era temporal y se fue, pero después del accidente, el dolor no sólo continuó sino que se agravó. También entiendo, ahora que me estoy acercando a mi cumpleaños número 48, la posibilidad de que uno puede simplemente olvidarse de un dolor de espalda anterior y el tratamiento, sobre todo después del trauma angustiante de ser involucrado en un accidente.

Por supuesto, la otra posibilidad es que el reclamante está tratando de ocultar la lesión anterior con la esperanza de que nadie va a descubrirlo, y con la falsa esperanza de que ayudará a sentar las bases para el establecimiento de una recuperación mayor en su accidente – en otras palabras, de manera fraudulenta ocultarlo para conseguir más dinero de el caso.

Ya sea el motivo de no revelar una lesión previa que se olvido o el fraude, los abogados de la defensa hará todo lo posible para convencer a la vez al juez y al jurado de que es el último y tratar de destruir la credibilidad de la demandante o, peor aún, tratar de que el caso sea desestimado.

Por ejemplo, consideremos el caso de Tia Gautreaux, que no es nuestro cliente. Ella demandó a Rafael Estrada Maya por un accidente de tráfico en el condado de Seminole, Florida, alegando que el accidente la llevó a sufrir de dolores de cabeza por migraña. Declaró al respecto en su declaración, que es el testimonio que se utilizada antes de un juicio para comprender la naturaleza de lo que un testigo dirá en el juicio. En casi todos los casos de accidentes de carro, el demandante lesionado tendrá que prestar declaraciónes bajo juramento, tanto en una deposición y en las preguntas y respuestas conocidas como interrogatorios por escrito. Mentir ya sea en una deposición o interrogatorio puede someter a una persona a cargos de perjurio..

Durante la deposición de la señora Gautreaux, se le pregunto lo siguiente

P: ¿Alguna vez ha sufrido de dolores de cabeza antes de este accidente

R:.No, señora

Ese mismo meses buscó tratamiento de un neurólogo en la que informó de que uno de sus principales quejas era un dolor de cabeza y que con anterioridad a la fecha del accidente, ella no tiene ese problema.

Entonces El neurólogo fue citado para la deposición, donde se les hizo la siguiente;

P: Así que el paciente le revelo a alguien en su oficina que nunca tuvo dolores de cabeza es correcto?

R: De este tipo, correcto

Dos años y medio antes del accidente, la Sra. Gautreaux se había visto en un sala de urgencias del hospital, donde los registros médicos revelaron que ella había buscado tratamiento por una presión detrás de su ojo con una queja principal de “dolor de cabeza”, y le había dicho a la enfermera que tenía un historial de migrañas que había comenzado tres días antes, junto con un historial de las migrañas crónicas.

jeep

En respuesta al descubrimiento de esta información, los abogados del Sr. Maya enviaron a la Sra. Gautreaux  una moción para desestimar la demanda y sentarla para un deposicion adicional para obtener testimonio bajo juramento acerca de las contradicciones entre sus declaraciones anteriores y los nuevos registros médicos recién descubiertos. En su segunda declaración, explicó que había sido confundida por la pregunta acerca de los dolores de cabeza, ya que se hizo en el plural en vez de dolor de cabeza, que ella “, recuerda ahora” como un dolor de sinositis, pero no el mismo que lo que tenía después del accidente. Al escuchar su explicación y revisión de las historias clínicas y el testimonio de su neurólogo, el tribunal de primera instancia desestimó su caso por la comisión de fraude en la corte.

Bajo la ley de Florida, el fraude en la corte significa que una parte ha calculado y conspirado a proposito para interferir deliberadamente con la capacidad del sistema judicial para juzgar con imparcialidad un asunto de influir de manera indebida a un juez o un jurado o injustamente obstaculizando  la reclamación o defensa de la parte contraria. Desestimando un caso de fraude en la corte es la “sentencia de muerte” de una demanda y es “medicina fuerte” que se debe utilizar sólo cuando la conducta de una parte es verdaderamente atroz.

Sra. Gautreaux apeló al quinto Tribunal de Distrito de Apelaciones de Florida. Rara vez veo a los tribunales de apelación de la Florida darle a los demandantes el beneficio de la duda en sus opiniones. De hecho, yo describo a la mayoría de los tribunales de apelación de la Florida como el jurado más duro que mis clientes se enfrentarán, sin importar el veredicto que podemos obtener en el juicio. Pero yo estoy felizmente de acuerdo en la lectura de la quinta opinión en este caso: se revirtió el despido y ordenó que el caso procediera a juicio, opinando que la desestimación de una demanda por fraude en la corte por ” un simple testimonio con discrepancias no es suficiente.”

El quinto consideró que la conducta de la Sra. Gautreaux no cumplía con las normas estrechas y estrictas para justificar el despido. Estoy de acuerdo, y estoy gratamente sorprendido al ver que la señora Gautreaux ahora tendrá su día en la corte. Por supuesto, ella todavía tiene que convencer al jurado acerca de su testimonio incoherente, y dudo que será tan indulgente como la quinta-.

Este problema descarriló un caso de accidente de carro que pudo haber sidosimple y directo–costando a la demandante y sus abogados años de trabajo y el costo de una apelación. No deje que esto le suceda a usted, en su caso. Como el viejo refrán dice,  la verdad os hará libres.

Si usted ha estado involucrado en un accidente de carro o camión en la Florida y tiene alguna pregunta con respecto a su reclamo potencial, nuestros abogados de lesiones personales en Miami ofrecen una consulta inicial gratuita. Por favor mandeme un correo electronico Spencer Aronfeld, o llame a nuestra oficina para proteger sus derechos legales: 305-441-0440 o al número gratuito: 866-597-4529.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin