866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Hacer una reclamación por lesiones personales en la Florida puede ser una experiencia difícil para muchas personas debido a la pérdida de privacidad que se requiere para demostrar la existencia de la lesión. Vamos a considerar los casos de nuestros clientes de tropiezos y  caídas. Para el propósito de este blog, nos referiremos a nuestra cliente como Dolly García, una madre de 49 años con dos hijos que trabaja para FedEx en su oficina de contabilidad. Está casada y tiene dos hijos. Una tarde del verano pasado, Dolly mientras visitaba a una amiga para la cena en un condominio o complejo de apartamentos en Aventura tropezo y se cayo en el garaje de estacionamiento cuando ella se metio en un hueco que no era visible debido a la mala iluminación.  Read in English.

Ella pudo levantarse y subir las escaleras hasta el apartamento de su amiga, pero con la esperanza de que la caída no fuera grave. Pero el dolor empeoro durante la noche no podia dormir y cuando se deperto noto un gran hematoma radiante desde sus gluteos a la mitad del muslo. Ella fue a trabajar, pero a la mitad del día se dio cuenta de que el dolor iba en aumento y por lo que le era difícil sentarse y pararse.

Llama a su médico de atención primaria, que la ha estado tratando desde hace 7 años, pero este “no tenia turnos disponibles” y no puede conseguir una cita hasta la proxima semana, pero le sugieren que vaya a la sala de Emergencia de Aventura en la que muy probablemente sería vista en pocas horas por un médico de emergencia.

Como no quería sentarse en una sala de emergencias durante horas y no sintiendo que su dolor era una “emergencia” decide esperar a la cita para la semana siguiente y se va a su casa temprano con la esperanza de que un poco de reposo seria de ayuda. En cambio, el dolor aumenta hasta el punto en que termina en un centro de atención urgente. Le hacen Rayos X y no da nada. Le dicen a ella  que no hay nada roto. Le dan una receta médica para un medicamento narcótico para el dolor y una vez mas le hacen la sugerencia  que debe ver a un cirujano ortopédico.

La atención de urgencia le provee un nombre y a la mañana siguiente Dolly llama para ver si él está en su plan de seguro. Esta, pero cuando le dice a la recepcionista del médico que la razón es debido a una caída le dicen que no se cogen “casos de accidentes.”





Evaluación Ortopédica

Ahora decide llamar a su médico de cabecera y le dice a su asistente que se ha visto por un centro de urgencias, que esta bajo pastillas para el dolor y que necesita la evaluación de un ortopédico . La oficina de su médico de atención primaria arregla una cita para esa tarde, donde su médico de atención primaria le ordena una resonancia magnetica (MRI) de la parte posterior y la remite a un cirujano ortopédico que acepta su seguro.

La resonancia magnética es una herramienta de diagnóstico que se utiliza en casi todos los casos de lesiones en la espalda y el cuello para encontrar si hay daños en los tejidos blandos, ligamentos y otros órganos. Puede mostrar las estructuras de la anatomía que se ve en los rayos X, tomografía computarizadas y ultrasonidos pero puede mostrar ciertos problemas que otros métodos por imágenes no revelan. Se requiere que el paciente se quedó inmóvil en un tubo largo que se asemeja a una cápsula espacial mientras que las ondas magnéticas entrecruzan el cuerpo durante unos 30 minutos.

El tecnico del MRI no comparte con Dolly los resultados de la prueba, sino le dice que necesita  hablar con su médico ortopédico, en su próxima cita.

Esa tarde, Dolly va a su dentista para una cita completamente ajena que había hecho para una limpieza. Al día siguiente, ella ve al cirujano ortopédico que le dice que la resonancia magnética reveló una hernia de disco en la columna lumbar o espalda baja.

Hernias discales son las lesiones personales más comunes que no sean las fracturas de huesos que hemos visto de las personas que han resbalado, tropezado y caido en los supermercados, centros comerciales, condominios, apartamentos y otras empresas en la Florida.

Los discos son como unos cojines de goma que hay entre los huesos o vértebras de la columna vertebral y por lo general se describen como donas de jalea, que puede deslizarse o romperse en un accidente . Cuando esto sucede, los clientes a menudo se quejan de dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna. Por otro lado, muchas personas pueden tener una hernia de disco y no expementar dolor ni síntomas.

Tratamiento Del Dolor

El cirujano ortopédico recomienda un curso de terapia física y sugiere a Dolly regresar en un mes para un seguimiento. Durante los próximos 30 días, se ve de 3-5 veces a la semana por un fisioterapeuta en el consultorio del médico que le hace poco para ayudar a aliviar su dolor.

Finalmente, vuelve al médico que sugiere una serie de inyecciones de dolor o tal vez la cirugía si el dolor no mejora. Ella empieza con las inyecciones y obtiene una serie de inyecciones de cortisona en el transcurso del próximo año. Durante el año ella ve a su ginecologo, se hace una mamografía y  vuelve a visitar a su médico de atención primaria para la gripe. Ella menciona su caída a su jefe un día que le sugiere que ella consiga una consulta con un abogado de lesiones personales de Miami que maneja casos de resbalones y caidas.

Si Dolly fuera a consultarse conmigo una de las primeras cosas que le diría es que todos sus expedientes médicos serán necesarios para procesar su reclamación, incluyendo los 7 años antes del accidente, y las visitas al dentista, farmacia y ginecologo después de la caída. Esto enfurece a Dolly que, como muchos clientes, no entiende por qué todo lo que sucedió antes de la caída o tratamientos no relacionados con la caída como su dentista o ginecologo son material.

Ley De La Florida- Sobre El Derecho A La Intimidad 

Y como ella tiene parte de razón, como se publicó recientemente en el caso del automóvil de Poston v Wiggens, “la historia clínica de un paciente disfruta un estatuto de confidencialidad por el derecho a la privacidad en el artículo I, sección 23 de la Constitución de la Florida.” Sin embargo, las compañías de seguros y los abogados que los representan van a querer leer y examinar todos registros de Dolly para buscar inconsistencias en sus quejas, con la esperanza de que ella se haya quejado previamente de dolor de espalda antes de la caída, a cualquier médico, atención de urgencia, incluso el dentista para que puedan discutir que su caída en el apartamento no es la causa de su hernia de disco

Los tribunales en la Florida se encargan de equilibrar los derechos del  gran descubrimiento de que los abogados defensores quieren competir contra el interés privado de un individuo con el fin de prevenir una invasión injustificada de la privacidad. La ley de Florida es muy clara, de que cualquiera solicitud de registros médicos se  debe negar cuando el tribunal determine que la información solicitada no es relevante para cualquiera reclamación o defensa en pendiente y no dará lugar a pruebas admisibles.

Y cuando un tribunal ordena que ciertos registros sean liberados que violan el derecho constitucional de una persona a la privacidad -una apelación es apropiada.

Cuando un cliente tiene un historial médico que puede ser avergonzozo o un diagnóstico completamente irrelevante o tratamiento vamos a buscar la protección de la corte para tratar de evitar la divulgación o buscar lo que se llama una cámara de inspección antes de ser liberados a los abogados de la defensa. Por ejemplo, la Florida ha reconocido que la petición de pena de los registros médicos de 10 años era una invasión irreparable del derecho a la privacidad -, pero se puede ordenar una inspección en la cámara. Una inspección de la cámara es donde el juez o un maestro especial ordenado por el juez puede revisar ciertos registros para determinar si el darlos a conocer es adecuado. Nosotros considerariamos una solicitud como esta cuando nuestro cliente ha tenido un tratamiento para una enfermedad de transmisión sexual, un tratamiento para la adicción o la terminación de un embarazo.

Desafortunadamente, en el caso de Dolly, ya que afirma que su caída le causó lesiones en la espalda, la defensa tendra derecho a obtener todos sus registros desde el accidente y al menos 3 años  de los registros de cualquier médico que la haya tratado antes de la caída. Afortunadamente, Dolly es una demandante con credibilidad y sus registros no reveló dolores de espalda antes. Pero por cada Dolly, nos encontramos con una docena de otras personas que se han lesionado o han tenido dolores en el cuello o la espalda  pero por una razón u otra no revelan  la historia a los proveedores de salud. Cuando la no publicacion de una lesión previa es intencional podría dar lugar a la destitución inmediata de su reclamación.

En conclusión, es importante recordar lo siguiente al hacer una reclamación por un resbalon y caída o cualquier tipo de lesión en la Florida – dar  un historial médico preciso y honesto a todos los profesionales de la salud, incluyendo los que no están relacionados con su caída  como su dentista o ginecologo y darse cuenta de que su historia clínica anterior y las actas se pueden descubrir una vez que su reclamo es presentado por los abogados de la defensa de seguros que están ansiosos de encontrar inconsistencias y fraudes.

Si se ha tropezdo o caído en un edificio de apartamentos, condominios o cualquier negocio de la Florida y tiene alguna pregunta con respecto a su potencial demanda legal, por favor, envie un correo electronico a Spencer Aronfeld  o llamar a nuestros abogados de lesiones personales del Sur de la Florida  para una consulta inicial gratuita al: 305-441-0440 o al número gratuito: 866-597-4529.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin