866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Algunas de las comunidades más ricas o más pequeñas de la Florida permiten a la gente a conducir alrededor de las vías públicas en los carritos de golf. En algunas áreas, como la Villa de Key Biscayne o Fisher Island, tanto en el condado de Miami-Dade, así como en comunidades de jubilados de la Florida, los residentes compiten  en un concurso no declarado mediante la personalización de sus carritos de golf con replicas de Rolls Royce o Ferrari y otros temas. Estas modificaciones se extienden más allá de la apariencia, aumentando la potencia, escapes especiales, y kits de suspensión. Read in English.golf-cart

Accidentes De Carritos De Golf En La Florida

En la Florida, los carritos de golf que son incapaces de superar una velocidad de 20 millas por hora se permiten para utilizar sólo en los campos de golf o con fines recreativos. Los carros de golf en la Florida no requieren una licencia de conducir o seguro y sólo se pueden operar en las carreteras si lo permite la ordenanza local de la comunidad.

Sin embargo, por el contrario, un “vehículo de baja velocidad” es aquel en el que la velocidad máxima es superior a 20 millas por horas pero no más de 25 millas por hora, que incluyen los vehículos eléctricos de barrio y debe cumplir con las determinadas normas de seguridad, tales como:

1. Deben estar registrados en el Estado de la Florida.

2. Debe estar asegurado si son operados en la vía pública.

3. Debe ser conducido por una persona con licencia de conducir vigente.

4. Debe estar equipado con luces delante y luces para cuando para, intermitentes, reflectores, los frenos de estacionamiento, espejos retrovisores, parabrisas, cinturones de seguridad y una tablilla.

Recientemente, en los Villages, una comunidad de retiro en la Florida, donde muchos de los residentes utilizan los carritos de golf como su único medio de transporte, un carrito de golf modificado conducido por Ralph Snyder rozó un carro y luego se estrelló contra otro carrito de golf que estaba estacionado legalmente, hiriendo a John Angelotta.  Snyder tenía una condena anterior por conducir bajo la influencia (DUI) y había comprado seguro para su carro (no el carrito de golf) de la compañía de Seguros Security National Insurance Company.

Angelotta resultó herido en el accidente y el conductor demandó una indemnización por las lesiones que sufrió como consecuencia de la colisión. Sin embargo, la compañía de seguros del carro de Snyder se negó a cubrir la demanda o proporcionarle una defensa en el juicio por el accidente del carro de golf. Las pólizas de seguro son, en esencia, un contrato entre una compañía de seguros (seguros) y el cliente (asegurado) para cubrir determinados riesgos financieros, así como proporcionar a los abogados para defender las reclamaciones.





Security National reclamo que no era legalmente responsable de las lesiones personales y de proporcionar cobertura por los siguiente:

1. El carrito de golf, no fue diseñado para su uso en la calle, por lo que no era un “automóvil cubierto” por la póliza de Snyder, ya que no era tecnicamente un vehículo de motor.

2. El carrito de golf fue arrendado por Snyder y no fue incluido en su póliza de seguro de auto.

Como respuesta, el Sr. Angelotta argumentó que, dado que el carrito de golf del señor Snyder había sido modificado para superar las 20 millas por hora, debe ser considerado como un “vehículo de motor” bajo la ley de la Florida.

¿Qué Pasa Cuando El Seguro De Auto Se Niega A Pagar o Defender?

El jurado emitió un veredicto para el Sr. Angelotta por $70,515.29. En este punto, el Sr. Snyder tendría una demanda potencial contra la Security National por el incumplimiento de su contrato (póliza) por pagar la demanda de Angelotta y por no proporcionar una defensa legal. En cambio, los dos hicieron un acuerdo que es muy común, pero complicado, donde el acusado vende su derecho de demandar a su compañía de seguros a la demandante lesionado a cambio de la promesa de no tratar de cobrar o ejecutar la sentencia. Estos tipos de ofertas se permiten en la Florida y son la base de los casos conocidos como Bad Faith Insurance Claims.

En este caso, los dos hicieron un arreglo y llegaron a un acuerdo, y el Sr. Snyder transfirio al Sr. Angelotta su derecho de demandar a Security National por no cubrir la reclamación ni defenderlo. que hace que el Sr. Angelotta demande a Security National para recibir los $70,515.29. El primer paso en estas reclamaciones se conoce como una sentencia por la que ha de determinar si, de hecho, Security National rumpio el contrato de la póliza de seguro.

La Responsabilidad Financiera dice que “todos los propietarios de vehículos de motor deben ser protegidos de la responsabilidad por cualquier daño y perjuicios que se deriven de su uso” o “en cualquier otro vehículo operado por el asegurado.” En otras palabras, el seguro del señor Snyder se supone que lo cubriera en cualquier accidente en su propio carro o  mientras maneja  un carro de otra persona.

gavel-judge

Sentencia Del Tribunal 

El tribunal de primera instancia desestimó la demanda del Sr. Angelotta contra Security National y una apelación siguió hasta el quinto Tribunal de Distrito de Apelaciones de la Florida. La corte de apelaciones revocó el despido, declarando que Security estaba obligado a dar cobertura a los accidentes en base a lo siguiente:

1. El carrito de golf modificado conducido por el Sr. Snyder era en realidad un “vehículo de motor” por definición y por lo tanto cae bajo la Ley de Responsabilidad Financiera de la Florida, y por lo tanto estaba cubierto por el seguro.

El tribunal llegó a decir que la Ley de Responsabilidad Financiera de la Florida es para el “beneficio público que utilizan las carreteras de este estado”, por lo que no puede contener exclusiones que destruyan la eficacia de la política.

Yo aplaudo cualquier caso, que esfuerza a una compañía de seguros que se sale de la forma de aceptar la rendición de cuentas tanto a sus asegurados y los que son heridos por ellos. Este caso en particular es interesante porque aclara las obligaciones legales y de seguros, tanto para los carros de golf  y los que poseen y operan vehículos de baja velocidad modificados.

Lamentablemente, el Sr. Angelotta murió durante la tramitación de la apelación. Pero como  abogados que demandan las compañías de seguros en la Florida, celebramos su victoria en su memoria. Nos apasiona la representación de los derechos legales de los heridos contra las compañías de seguros como Security, Allstate, State Farm y Progressive. Si usted tiene una pregunta acerca de una reclamacion de seguro de carro mandenme un email a Spencer Aronfeld o llame a nuestra oficina para una consulta inicial gratuita legal al 305-441-0440 o al número gratuito: 866-597-4529.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin