866-597-4529 newcase@aronfeld.com

Esta mañana, el abogado de Miami se encuentra en el pueblo de Roslyn, Nueva York. Ubicado en la costa norte de Long Island, y sólo una de las metrópolis palpitante de Manhattan, parece que, literalmente, he dado un paso atrás en un momento en que el farmacéutico conoce tu nombre y las salas de cine sólo tenían una pantalla. La calle está salpicada de restaurantes, boutiques y una magnífica panadería llamada Diane. Sus dos plantas, en lo que parece una casa antigua, son perfumadas con el aroma de panes y pasteles recién horneados y los sonidos del jazz. Cecelia, uno de los panaderos tuvo la amabilidad de permitirme que me sentara en una esquina y pudiera escribir este blog media hora antes de que las cortinas subieron, y la tienda se inauguró oficialmente. Su cálida sonrisa, y el café caliente que sirven harán de Diane mi lugar favorito en Roslyn. To read in English click here.





Accidente Automovilístico Del Día: Brown V Lunskis

Y ahora, para el caso del día: Un ejemplo de cómo un pequeño accidente de carro en la Florida puede convertirse en una batalla de los expertos sobre la cuestión de si el demandante ha sufrido una lesión permanente en el juicio. Y después de más de 20 años de representar a personas que han sido heridos o muertos en un accidente de tráfico en la Florida, rara vez se hace una pregunta de permanencia resulta a favor de la demandante. La razón de que el tema se discute con tanto ardor se debe a que bajo la ley de la Florida, para que uno obtenga dinero para el dolor y el sufrimiento tienen que demostrar que han sido heridos de forma permanente, por lo menos hasta cierto punto, como resultado del accidente.

En los accidentes graves o catastróficos, la permanencia no es una cosa difícil de probar. En otras palabras, cuando el accidente provoca un enorme daño a un carro o camión y las lesiones son evidentes, tales como las fracturas o peor aún, la cuestión de la permanencia no es difícil para un jurado de ver y entender . El problema se presenta en menor impacto, los casos de tejidos blandos ( MIST), donde las lesiones son difíciles de ver y comprender, por ejemplo, en el caso de Michael Lunskis, de 50 y tantos años de edad bibliotecario jubilado, que fue golpeado por Brittany Brown en camino a una cita en el doctor. La Sra. Brown estaba conduciendo el carro de su padre cuando ella giró a la izquierda en la intersección y chocó con el Sr. Lunskis causando $1,660.70 dólares en daños a la propiedad a su Mazda del 1996.

Ninguna policía o ambulancia fue llamada a la escena. Ambas partes pudieron irse manejando del accidente en sus propios carros. No está claro si él pudo ir  a su médico ese día, pero el expediente indica que no recibió tratamiento o atención médica en ese día por el accidente. Al día siguiente, sin embargo, se sentía “adolorido,” pero no buscó atención médica hasta la próxima semana. Terminó siendo referido por su médico de atención primaria (PCP ) a la Dra. Creighton un médico que trata principalmente las víctimas de accidentes de automóviles en su clínica de lesión. El médico de la clínica le prescribió medicina y terapia durante meses y meses. Esto suena como un caso típico de los tejidos blandos , con daños menores a la propiedad en la Florida – hasta que el Dr. Creighton lo refiere en última instancia a un cirujano ortopédico que le diagnosticó una lesión en la rodilla izquierda que consiste en un ligamento torcido, menisco desgarrado y un quiste de Baker. El cirujano realizo la cirugía ortopédica artroscópica en su rodilla y declaró que creía que las lesiones fueron causadas por el accidente de carro. Ahora tenía un caso de impacto leve que supuestamente dio lugar a una operación de rodilla.

Accidente De Trafico En La Florida Va A Juicio 

No fue sorpresa que el caso fue a juicio, ya que dado el impacto menor y el retraso en el diagnóstico y el tratamiento, la mayoría de las compañías de seguros de auto en la Florida verán estos hechos defendibles sobre la cuestión de la causa de la permanencia. En otras palabras, su rodilla operada claramente sería clasificarlo como tener una lesión permanente, pero un argumento muy fuerte puede ser hecho que no fue “causada” por el accidente a la luz de estos hechos. Que son bastante típicos en términos de lo que he experimentado investigando cientos de casos similares.

En el juicio, además de su lesión en la rodilla, el Sr. Lunskis reclamo haber sufrido en la espalda, el cuello el síndrome de la articulación temporomandibular bilateral (ATM ) Como era de esperar, el Brown mantuvo las condiciones de la espalda y la rodilla era condiciones degenerativas de tiempo por la edad y no tenían relación con el accidente. En el juicio, el jurado escuchó el testimonio de ambos, el Sr. Lunskis y sus médicos, así como expertos consultores erróneamente llamados examinadores médicos independientes ( IME ), que fueron contratados por la compañía de seguros de Brown de que si sus lesiones eran permanentes y causados por el accidente. Al final, el jurado no encontró ninguna herida permanente, pero le otorgó $58,763.43 en gastos médicos, que me imagino que estaban todos vencidos y pendientes de pago por su cirugía de rodilla y otros tratamientos. Después del veredicto, el Sr. Lunskis fue capaz de persuadir al juez de que tanto el juez y el jurado se equivocaron al no haber encontrado que su TMJ fue causado por el accidente que no pasó ya que Brown fallo en proveer pruebas o testigos con testimonios para combatir con las opiniones de los expertos que ellos tenían derecho a un veredicto directo en la reclamación del TMJ. Veredictos directos son propiamente ordenados solamente en disputa fáctica que requiere que un jurado decida.Car-Accident-2

Una apelación siguió ante el Tribunal de Distrito Segundo de la Florida con el argumento de que el juez cometió un error en conceder esta extraordinaria moción del veredicto posteriormente con respecto a la TMJ. Lo extraño es que en el juicio el único que dio testimonio del TMJ fue el Dr. Creighton quien al parecer se refirió el Sr. Lunskis como un especialista de TMJ, pero nunca lo fue. El Sr. Lunskis nunca mencionó haber experimentado ningún dolor del TMJ. La corte de apelaciones reverso el veredicto posterior del tribunal de primera instancia dirigió el veredicto en base a tres razones fundamentales:

  • El testimonio de  los testigos IME  del Sr. Brown fue que el Sr. Lunskis no tenía  “daño permanente” –  era razón suficiente para crear una cuestión en el jurado;
  • Dr. Creighton no es un experto en TMJ por lo tanto su credibilidad y capacidad de diagnosticar TMJ creo una duda al jurado; y
  • Dr. Creighton declaró sin conocer todos los hechos. Al parecer, a ella nunca le dijo el Sr. Lunskis que el tenia historia de problemas dentales, que pudieron haber afectado su opinión sobre su TMJ – ya que los problemas dentales se asocian con síntomas de TMJ.

Cada vez que un médico da testimonio en un caso como éste  que no se da todo el historial medico del paciente sus opiniones son rechazadas por el jurado. Puede leer la opinión en el caso de Brown v Lunskis aquí.

Este caso, como muchos otros demuestra lo difícil y costoso que es para ambas partes demostrar si las lesiones están relacionadas y permanentes. Creo que una de las principales razones del jurado que no encontró permanencia aquí fue la demora en la búsqueda de atención médica, así como el retraso en el diagnóstico definitivo y la cirugía. Esta es una razón por la cual nuestra oficina siempre trabaja en estrecha colaboración con nuestros clientes para asegurar que buscan atención médica inmediata por médicos cualificados en sus especialidades individuales. No es raro para nuestra oficina referir a nuestros clientes a varios especialistas diferentes, como cirujanos ortopédicos, neurólogos, neuropsicologías y los médicos de tratamiento del dolor de forma simultánea para que puedan tener un enfoque de equipo para el tratamiento y el diagnóstico de las lesiones sufridas.

Nos abogados ayudan a las víctimas de accidentes de tráfico a obtener todo el valor de sus reclamaciones, incluyendo gastos médicos, salarios perdidos y compensación por dolor y sufrimiento. Si usted ha estado involucrado en un accidente de automóvil, motocicleta, bicicleta u otro accidente en la Florida y tiene preguntas o necesita nuestra ayuda, por favor, envié un correo electrónico a Spencer Aronfeld o llame a nuestros abogados de accidentes de auto con experiencia hoy al: 866-597-4529. Ofrecemos consultas gratis sin costo 24/7. Nuestra oficina representa actualmente a las personas en los casos en Tampa, Orlando, Jacksonville, Daytona Beach, Fort Myers, Sarasota, Palm Beach, Hollywood, Fort Lauderdale, Miami, Homestead y Key West. Vamos a estar allí para usted también.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin