866-597-4529 [email protected]

Ningún padre quiere ver a su hijo sufrir una lesión o enfermedad. Incluso si la lesión no es una condición que amenaza la vida, como una fractura o un hueso roto, los padres pueden sentirse angustiados por brindar el cuidado y la responsabilidad necesarios para ayudar al niño a sanar completamente. Puede ser aún más traumatizante y preocupante cuando la fractura es el resultado de la negligencia y descuido de otra persona.

Aunque la ley no puede eliminar las lesiones personales a los niños, los estatutos de la Florida sí proveen un mecanismo específico para que los niños y sus familias busquen compensación por una lesión personal a un menor. Cuando hay fracturas en casos de lesiones infantiles, estos mecanismos pueden proporcionar la compensación que los niños requieren para recibir atención médica adecuada, ayudando a las familias mental y emocionalmente a aceptar la lesión. La mayoría del tiempo los padres necesitan un gran abogado de lesiones personales para guiarlos a través de este proceso en la Florida.

Cómo los Médicos Clasifican la Fractura de un Niño

Los médicos clasifican las fracturas de varias maneras. En primer lugar, indicarán si la fractura es parcial o completa. Como los términos sugieren, una fractura parcial es una separación incompleta de un hueso, mientras que una fractura completa significa que el hueso ha roto o separado completamente. Dentro de estas categorías amplias, los médicos especificarán más cómo se rompió el hueso.

En segundo lugar, los profesionales médicos diferencian entre fracturas cerradas y abiertas. En una fractura cerrada, el niño tiene un hueso roto, pero la piel está intacta. En una fractura abierta, también llamada fractura compuesta, la piel se rompe y el hueso sale de la piel. Esta distinción es importante porque las fracturas abiertas implican mayores riesgos de infección.

Atención Médica para Fracturas y el Proceso Legal

Ya sea que una fractura esté compuesta o cerrada, los niños en crecimiento requieren atención médica activa para asegurar que una fractura se cure adecuadamente. Por ejemplo, una fractura compuesta debe ser tratada de inmediato, restablecida por un experto, limpiada adecuadamente y evaluada para problemas con placas de crecimiento. Cada uno de estos procedimientos médicos deben ocurrir poco después de una lesión. Determinar cómo y dónde obtener tratamiento puede ser problemático, y la organización de apoyo financiero para cubrir los costos médicos también puede ser un problema. Muchas veces, no está claro cómo las lesiones personales de los niños deben ser llevadas ante un tribunal.

El estatuto específico de la Florida que permite que un padre o guardián traiga una demanda de lesión personal en nombre de su hijo es FL 744.387. Esta disposición permite que un padre o guardián maneje la reclamación, siempre y cuando sea menor de $ 15,000. En estos casos, el juez otorgará la cantidad de la reclamación a los padres o guardián de un menor, para ser utilizado específicamente en el mejor interés de ese niño. Lo mismo se especificará en cualquier acuerdo entre el padre o guardián y un acusado.

Un padre o guardián debe usar este dinero solamente para pagar los gastos médicos y cubrir otros costos derivados de la lesión personal. La ley de la Florida provee un amplio mecanismo para que los padres recuperen la compensación en nombre de sus hijos. Cuando la cantidad neta de un reclamo es de más de $ 15,000, bajo este estatuto de la Florida el padre o guardián requerirá los servicios de un abogado de lesiones personales para buscar la aprobación del tribunal para traer la reclamación.

Encontrar un Abogado para el Caso de su Hijo

Si su hijo ha sufrido una fractura, u otra lesión, como resultado de un accidente o lesión causada por otra persona, debe hablar con un abogado especializado en lesiones infantiles con respecto a la compensación y recuperación. Aronfeld Trial Lawyers maneja casos de lesiones personales que involucran a padres, guardianes y la representación de menores. Estamos disponibles 24/7 por teléfono al 1-866-597-4529, localmente en 305-441-0440, o por correo electrónico a [email protected]. Hacemos visitas al hospital y al hogar. Llámenos hoy – estamos listos para ayudarle.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin