866-597-4529 [email protected]

A mi hijo Nory le encanta jugar fútbol. Todos los días practica y juega en su escuela secundaria, también los fines de semana en un parque en Coconut Grove, y para gran consternación de su madre, por toda nuestra casa. A veces parece tener una pelota de fútbol pegada a su pie. Pero como padre y abogado que se enfoca en representar a niños heridos, me preocupa que se lastime mientras juega. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las lesiones por caídas son los tipos de lesiones infantiles más comunes en nuestro país. Los accidentes y lesiones por caídas ocurren cuando un niño se resbala y cae, tropieza y cae, y sufre una lesión grave. Cada día, más de 8,000 niños de 0 a 19 años son tratados por lesiones por caídas en las salas de emergencias de EE. UU., lo que se traduce en casi 3 millones de niños al año. Como abogados de lesiones infantiles en Miami, creemos que la mayoría de las lesiones por caídas pueden prevenirse, y los padres, maestros, entrenadores y supervisores tienen un papel clave en la protección de los niños y la prevención de lesiones.

La lesión infantil más común por un accidente de caída es un ligamento cruzado anterior rasgado o A.C.L. Estas lesiones pueden ocurrir especialmente cuando los niños juegan fútbol en juegos organizados y prácticas en las escuelas o simplemente juegan en el parque local. Una  lesión A.C.L. es debilitante y requiere un cirujano ortopédico para evaluar,  y a menudo, operar para repararlos. Si se requiere cirugía, estos niños perderán una cantidad considerable de escuela y el resto de la temporada.

De hecho, un estudio, que pronto se publicará, afirma que el número de las operaciones de A.C.L. para niños en 26 hospitales de los Estados Unidos se han disparado a medida que más niños practican deportes que incluyen torcer la rodilla, como fútbol americano, ​​baloncesto y fútbol. En 2004, había alrededor de 500 operaciones de A.C.L. en esos hospitales. Diez años después en 2014, había más de 2,500.

Hasta hace poco, la mayoría de la gente creía que después de recuperarse de una ruptura A.C.L., el niño podia recuperar el uso completo de su rodilla. Esto se basa en parte en lo que vemos en la televisión cuando un jugador grande de la NFL lastima el A.C.L.; casi siempre regresan más tarde en la temporada o en la temporada siguiente como nuevos. Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que si bien hay un período de buena función después de un A.C.L. u otra reparación quirúrgica del tendón, la mayoría desarrollará artritis debido a hematomas óseos en el cartílago o incluso una predisposición genética, que volverá más tarde en la vida y posiblemente requiera un reemplazo total de rodilla para la edad de 25 y quizás un segundo y tercer reemplazo sobre el curso de su vida, junto con una vida de dolor.

Nory Aronfeld juega fútbol con niños mientras está de vacaciones en Venecia, Italia.

 

Nory Aronfeld intenta robar el balón a un jugador rival.

Los cirujanos ortopédicos sabían desde hace tiempo que los tendones o ligamentos desgarrados ponen a los pacientes, sin importar cuán jóvenes, a riesgo de padecer artritis. Pero cuantificar el riesgo a largo plazo de artritis ha sido difícil porque la mayoría de los pacientes pediátricos no son estudiados por períodos prolongados después de sus lesiones.

Esta semana, el Dr. Mininder Kocher, de la Escuela de Medicina de Harvard, publicó datos que muestran que la posibilidad de contraer artritis en una década después de la ruptura de un tendón o un ligamento en la rodilla es mayor al 50 por ciento. Y para los pacientes jóvenes podría significar 60 o 70 años de dolor en la rodilla y dificultad para caminar.

Si bien las lesiones de rodilla recibieron la mayor atención en la investigación sobre el riesgo de artritis, otras articulaciones corren riesgos como tobillos torcidos y hombros dislocados. Recomendamos que si su hijo se lesionó un ligamento o tendón, consulte con un cirujano ortopédico que se especialice en operaciones de A.C.L. en lugar de un ortopedista general. En general, estos médicos se pueden encontrar en las principales escuelas de medicina como la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami.

CONTACTO CON UN ABOGADO DE LESIONES INFANTILES

Si su hijo resultó herido debido a un resbalón, tropiezo, o caída en la escuela, un centro comercial, estacionamiento, tienda, crucero, restaurante de comida rápida o supermercado, debe consultar con un abogado con experiencia en lesiones infantiles. Nuestra oficina ofrece consultas iniciales gratuitas a los padres o tutores de cualquier niño que haya estado involucrado en un accidente. Tenemos más de 30 años de experiencia legal combinada representando niños lesionados en todo el estado de la Florida. Nos apasiona el bienestar infantil y la protección de los derechos legales de los niños. Llámenos hoy al número gratuito 1-866-597-4529, local 305-441-0440 o envíenos un correo electrónico a [email protected] y hable hoy con un abogado experimentado en lesiones infantiles. Estamos listos para ayudar.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin