866-597-4529 [email protected]

Cuando era niño me encantaba saltar en trampolines. Y durante un tiempo nuestro hijo, Nory, cuando estaba en la escuela intermedia, pasaba horas y horas en nuestro patio, saltando y saltando. Sabía entonces que los trampolines pueden ser peligrosos para los adultos, pero nunca aprecie realmente lo peligrosos que son, especialmente para los niños.

De acuerdo con los datos publicados por el Cleveland Clinic, de 2002 a 2011, las lesiones de trampolín contribuyeron a más de 1 millón de visitas a la sala de emergencias en los Estados Unidos solamente. Y a medida que cambia el clima, más padres buscarán actividades adentro para ocupar a sus hijos, como los parques de trampolín que se están abriendo en todo el país. Temo que esto solo aumentará el número de lesiones de los niños relacionados con los trampolines.

Nory Aronfeld

Como abogado que representa tanto a niños como a adultos en casos de lesiones personales, estoy ansioso por informar que pediatras expertos de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) han acordado que las camas elásticas son demasiado peligrosas e inapropiadas para su uso por niños y solo deben usarse bajo entrenamiento atlético supervisado como buceo o gimnasia.

Las lesiones en el trampolín incluyen huesos rotos y fracturados, lesiones en la cabeza, el cuello y la columna vertebral y lesiones cerebrales traumáticas permanentes. Los niños pequeños corren el mayor riesgo; 14 veces más probabilidades que los niños más grandes, especialmente cuando comparten un trampolín con otros niños que pueden estar saltando al mismo tiempo. Esto se debe, en parte, a la naturaleza blanda de los huesos de los niños en crecimiento, que se pueden romper fácilmente y causar problemas permanentes de crecimiento que pueden conducir a deformidades y cirugías dolorosas y complicadas a medida que crecen.

REGLAS DE SEGURIDAD EN EL TRAMPOLIN

1. Uno a la vez: la clave para minimizar el riesgo de un accidente relacionado con el trampolín es permitir que solo una persona penetre en el tapete a la vez y especialmente no permitir que los niños reboten con los adultos. Por ejemplo, los niños sufren las peores lesiones al rebotar en el trampolín al mismo tiempo que un adulto, porque cuando el adulto rebota y el trampolín vuelve a levantarse, se eleva justo cuando el niño pequeño baja; la fuerza del impacto es similar a hacer que el niño salte desde una ventana del primer piso.

2. Cubiertas para los resortes: las cubiertas están disponibles por menos de $ 50.00 y se deben usar para evitar lesiones por pellizcos y resbalones. Estos dispositivos de seguridad son muy valiosos en la prevención de lesiones en manos y pies pequeños.

3. Redes de seguridad: se deben instalar redes de seguridad para evitar que los niños salgan volando del trampolín y caigan en el suelo duro o de concreto. Sugerimos que nunca deje que sus hijos usen un trampolín sin una red de seguridad completamente funcional.

4. Evite los trucos peligrosos, como los saltos mortales o volteos. El aterrizaje incorrecto puede resultar en un hueso roto o causar daño espinal permanente.

5. Siempre ten la supervisión de un adulto, nunca dejes a los niños pequeños solos en un trampolín, ni siquiera por un minuto. Si tiene que tomar una llamada telefónica o usar el baño, simplemente tomen una pausa sin saltos hasta que regrese.

La forma más segura de evitar lesiones en el trampolín es simplemente mantenerse alejado de ellos. Sin embargo, si usted o su hijo se lesionan en un trampolín, le recomendamos que consulte con un abogado con experiencia en lesiones personales. Nuestro bufete de abogados en Miami tiene más de 30 años de experiencia representando personas en una amplia variedad de asuntos de lesiones personales, desde casos de resbalones y caídas en supermercados, centros comerciales, estacionamientos y condominios hasta accidentes automovilísticos y reclamos de lesiones de pasajeros en cruceros.

PRESENTAR UNA RECLAMACIÓN POR UNA LESIÓN DE TRAMPOLÍN DE UN NIÑO

Llámenos hoy y hable con un abogado experimentado en lesiones infantiles sobre su posible reclamación. Estamos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, llamando al número gratuito 1-866-597-4529, local 305-441-0440 o por correo electrónico a [email protected]. Ayudaremos a nuestros clientes a dejar los accidentes por detrás, mientras obtengamos una compensación por sus gastos médicos, salarios perdidos, dolor y sufrimiento. Llámenos hoy, estamos listos para ayudarlo.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedinLinkedin